¡A impulsar un Banco de Alimentos para familias vulnerables!

La Diputada Eda María Palacios presentó ante el Congreso del Estado una iniciativa para crear la Ley para Donación Altruista, Bancos de Alimentos y Comedores Comunitarios en toda nuestra entidad, en la que se le otorguen atribuciones al Gobierno del Estado y municipios para que desarrollen de la mano de la sociedad civil, una estrategia integral y transversal de seguridad alimentaria, para garantizar el derecho universal a la alimentación a la población más pobre y vulnerable del estado.

Al referir que en los diagnósticos del Plan Estatal de Desarrollo 2021-2027 del Gobierno del Estado se establece que la población de Baja California Sur en pobreza extrema se incrementó de 8 mil 900 a 23 mil 400 de 2018 a 2020 por la pandemia por el Covid 19 y la desaceleración global; así como que 186 mil 837 sudcalifornianos no tienen la posibilidad de acceder a una alimentación nutritiva y de calidad; que en cuanto al hambre cero, el 24.2% de los jóvenes sudcalifornianos registran carencia por acceso a la alimentación; y que los municipios que reflejan mayor rezago en el acceso a la alimentación son Los Cabos, Comondú y Mulegé, todo ello en base a los indicadores de carencia social evaluados por el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (CONEVAL), presenta la propuesta.

Ante esa realidad local, la Diputada Eda Palacios expuso que la ley que se propone es viable porque está alineada a los objetivos que persigue el Gobierno del Estado para abatir el hambre y la desnutrición, “ya que al revisar el Plan Estatal de Desarrollo 2021-2027, nos encontramos que el Gobierno del Estado estableció objetivos, estrategias, líneas de acción y metas para revertir esta situación en los próximos seis años, dentro de los cuales están el de concertar acciones con los sectores público, privado y social para el establecimiento de cocinas, desayunadores, comedores y bancos de alimentos para atender a la población con pobreza extrema, discapacidad y adultos mayores”.

En la exposición de motivos se propone que la rectoría en la aplicación de esta ley, sea la Secretaría del Trabajo, Bienestar y Desarrollo Social. La Ley consta de 39 artículos distribuidos en siete capítulos, en los que se sientan las bases para implantar una cultura de la donación de alimentos y evitar su desperdicio, crear bancos de alimentos, comedores comunitarios, a fin de contribuir a satisfacer las necesidades alimentarias de la población menos favorecida, con carencia alimentaria o dificultad para acceder a alimentos.

La iniciadora, propuso que se hagan foros en los cinco municipios del estado para entusiasmar a las autoridades municipales, estatales, productores agropecuarios y pesqueros, cámaras empresariales, cámaras de comercio, asociaciones civiles y particulares para que participen, y esta ley sea una ley viva, que sirva a los propósitos de abatir el hambre y la desnutrición.

“En BCS existen ejemplos exitosos de solidaridad entre gobierno y sociedad para echarnos la mano cuando lo necesitamos, ahí está la alianza comunitaria de BCS, integrada a 191 organizaciones filantrópicas de asistencia privada, sector empresarial y sociedad civil que apoyaron los esfuerzos gubernamentales para llevar miles de raciones alimenticias a familias de escasos recursos durante lo más álgido de la pandemia Covid 19”, dijo.

La Iniciativa se turnó para su análisis y dictamen a la Comisión de Desarrollo Social de la Legislatura.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s