Exdirector en la mira por abuso de confianza

Por Juan Carlos Méndez Ramírez

Por uso indebido de facultades en su cargo como director del Archivo Histórico del gobierno del Estado de Baja California Sur “Pablo L. Martínez”, falto de ética y moral, actuación ventajosa y traicionera, el investigador del Instituto Nacional de Antropología e Historia, Centro Baja California Sur, Mtro Armando de Jesús Romero Monteverde, denunció públicamente el abuso de confianza perpetrado por el  historiador  Luis Domínguez Bareño, por adjudicarse como autor del recién publicado libro “Tricentenario de las Misiones del Sur de la California”, que hace unos meses se ha venido presentando en redes sociales, y está próxima su presentación oficial.

La exhibición de la conducta de Luis Domínguez Bareño, más que una ofensa, daño moral y falta de ética del historiador que presume ser “de Las Californias” se da coincidentemente a la difusión de un galardón mostrado en redes sociales  por amigos del ex director del archivo histórico “Pablo L. Martínez”, donde presuntamente el Doctor Celso José Garza Acuña, Secretario de Extensión y Cultura de la UANL, con fecha 28 de febrero de este año le comunica a Domínguez Bareño que se ha hecho merecedor del reconocimiento que otorga la Universidad Autónoma de Nuevo León, por su “Contribución” a la Memoria Histórica y Cultural de México y al Patrimonio Cultural 2022, que  supuestamente le entregará aquella Casa de Estudios el  día domingo 13 de marzo en el Centro Cultural Universitario en la ciudad de Monterrey, Nuevo León;  ello seguramente por el libro recién impreso por el Archivo Histórico estatal.

En una solicitud de casi tres cuartillas el etnólogo sudcaliforniano Romero Monteverde, autor de ensayos, artículos y una novela histórica penínsular, expuso al maestro Telechea Cienfuegos, actual director del archivo histórico “Pablo L. Martínez”, su fuerte inconformidad contra el ex director de la misma institución, quien fungió como tal en los últimos años del gobierno que presidió Carlos Mendoza Davis.

Señaló el quejoso que  valiéndose de su encargo de director del Archivo, el historiador Luis Domínguez Bareño, se adjudicó la realización de un trabajo esencialmente de paleografía, cuando no está capacitado para ello, y simplemente aprovechó el trabajo que de manera formal se le entregó de doce  documentos digitalizados de las cartas y relaciones de misioneros jesuitas que fueron localizados y transcritos por el etnólogo denunciante, y que en su mayoría fueron encontrados en archivos nacionales: “Debo manifestar -explica Romero Monteverde en su escrito de denuncia- que cuanto le entregué (a Luis Domínguez Bareño) el material o borrador de la obra para su revisión en el índice tentativo de la obra, omití deliberadamente ponerle el nombre de los coautores como era en un principio el propósito de ambos;  cuando regresó el trabajo, revisado, había puesto a la entrada el índice “Versión paleográfica, introducción, edición y notas: Luis Domínguez Bareño y Armando de Jesús Romero Monteverde”.  Por supuesto que sentí una gran molestia e inconformidad, misma que a la fecha me sigue molestando, sin embargo, cuando el libro estaba en “edición” y casi por ser enviado a imprenta (fue el último de los libros que envió a imprenta), le envié un correo recordándole que el trabajo se había acordado entre las dos instituciones participantes –INAH y AHPLM– por lo que le envié el escudo oficial  para la publicación de libros del INAH pero no lo puso, manifestando que había llegado tarde”.

Romero Monteverde, señala que en cuanto salió el libro de la imprenta, Luis Domínguez Bareño se puso a usufructuarlo como si fuera suyo en forma ventajosa y como coautor de un libro que por supuesto no lo es, sino que se aprovechó de su cargo de director del archivo para manipular la edición a su antojo y beneficio, dándose un lugar de investigador que no lo tuvo.

Señala el ofendido investigador del Centro INAHBCS, que  en honor a la verdad y a la ética académica declara que el libro Tricentenario de la Misiones del Sur de la California, le pertenece en su totalidad, y que la idea original de la obra, la investigación documental y bibliográfica, estructura, forma y contenido, preliminar, trabajo paleográfico, introducción y breves biografías de los jesuitas y el epílogo, le pertenecen a él: “Son mías y con respecto al aparato crítico en su mayoría son también mías, nacidas de la experiencia con los trabajos previos de más de veinte años de trabajo con el tema”.

No es justo”,  señaló quien afirma ser el verdadero y único autor del libro Tricentenario de las Misiones del Sur de la California, que ventajosamente se haya aprovechado de su cargo, y que para burla, se ostente como el autor de una obra que no lo es: “la compilación de los documentos y cartas fundacionales de los jesuitas respecto a las misiones del sur se realizaron durante los años 2003 a 2006 para la elaboración de mi tesis de licenciatura en la Escuela Nacional de Antropología e Historia y posteriormente, de 2006 a 2008 para escribir mi novela titulada Juan Díaz el conquistador de perlas”;  “en el año 2017 y 2018 acudí nuevamente a los Centros Documentales donde se resguarda el Archivo Franciscano con el objetivo de escribir mi tesis “La rebelión de los pericúes 1734”, en los archivos General de la Nación, Biblioteca Nacional de México y la Biblioteca Nacional de Antropología e Historia”.

Romero Monteverde señala en su denuncia por escrito que está dispuesto a presentar los borradores, apuntes y documentos y bibliografía utilizados para escribir dicho libro, solicitando al actual director del Archivo Histórico “Pablo L. Martínez”, el maestro Alejandro  Telechea Cienfuegos, se realice una nueva edición del libro, reconociéndole totalmente su autoría, así como que se corrija los derechos de autor que no le pertenecen a Luis Domínguez Bareño.

Finalmente  el investigador del Centro INAHBCS dijo estar dispuesto a llevar el caso ante la autoridades correspondientes, porque debe sentarse un precedente, pues toda conducta ilícita debe ser sancionada; y mayormente cuando se trata de un trabajo de investigación que debe estar sustentado en la verdad y la fidelidad que toda obra intelectual requiere.

En el medio, el denunciado Luis Domínguez Bareño, ex director del Archivo Histórico Pablo L. Martínez del gobierno de Baja California Sur.

Con este testimonio queda claro qué e este exdirector pasará a la historia como un hampón sinvergüenza qué enloda la dignidad y prestigio de una institución que usó a su antojo para plagiar trabajos de investigación.

No le pierdan la pista porque está es una de varias fechorías que obran en poder de la redacción de La Arenga.

Esta historia continuará…

Parlamentos

Buen trabajo viene desarrollando Manuel Cota Cárdenas quien desde la CDMX no se le sube ningún cargo por importante a en éste sea y está atento a sus principios de servir desde la trinchera que sea. Pronto será noticia, no le pierdan de vista.

0 0 0

Armando Martínez Vega con la sinceridad de siempre ya viene preparándose para llevar a tribuna del congreso las demandas de su distrito.

0 0 0

Ricardo Velázquez Meza le pone el ejemplo a Milena Quiroga de como se debe utilizar un cargo público para servir y dar resultados. La semana pasada organizó un encuentro entre delgados Municipales de las diversas comunidades de La Paz allá en el Senado de la República, donde convocó a autoridades del gobierno Federal para que tomen nota de las necesidades que se les presentaron de viva voz.

Muy bien Senador, eso es algo que debe hacerse por los otros senadores sudcalifornianos y no andar nomás haciendo boltines para apantallar a incautos… verdad Guadalupe Saldaña?

Recibo sus comentarios en bcsmonitoreo@gmail.com

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s